Lo que Starbucks nos ha enseñado sobre branding

Si no has escuchado la frase “Starbucks no vende café, vende experiencia” ¿realmente estuviste en una clase de Marketing?


No es coincidencia que al momento de analizar marcas y sus estrategias de marketing, uno de los referentes más mencionados sea Starbucks. No sólo porque actualmente ocupa el lugar 56 entre las 100 mejores marcas del mundo de acuerdo a Interbrand, esta marca en particular ha llevado la experiencia del consumidor a otro nivel.

Vasos de Starbucks invaden México, de la mano de Uber Eats
Fotografía cortesía de: InformaBTL

El branding es solamente una de las diferentes técnicas que utiliza la empresa para construir y fortalecer la relación con sus clientes, pero éste no fue perfecto ni funcional desde el principio, ya que la posición y el encanto de la marca se ha ido perfeccionando a lo largo de su trayectoria.

Origen del nombre

Es sin duda uno de los retos más grandes que tienen las y los emprendedores al momento de crear su empresa, ¿Cómo nombrarla? Nos perdemos en una infinidad de propuestas tratando de ser lo más originales posibles y terminamos por encontrar muchos nombres bastante horribles, hasta que llegamos a ese nombre solitario que navega en un mar de propuestas extravagantes y/o absurdas y notamos que ese nombre solitario suena bastante bien. Algo similar le ocurrió a los fundadores de Starbucks.

Jerry Baldwin, Gordón Bowker y Zev Siegl compartían su pasión por el café y por los libros antes de que se pusiera de moda. Una de las lecturas favoritas de estos 3 amigos era Moby Dick, de Herman Melville (sí, el mismísimo libro que leía Matilda).

Cuadro del siglo XIX que muestra la caza de cachalotes
Fotografía cortesía de: Museo Peabody Essex | Recuperado de: La Sexta

Inspirados en esta novela, pensaron en nombrar a su nuevo proyecto como “Pequod“, nombre del barco donde ocurre la historia de Moby Dick; pero Terry Heckler, su socio creativo, sugirió que pensaran en otro nombre, pues nadie querría beber algo que empezara con “pee” (Pipí en inglés, pues). De ahí decidieron utilizar el nombre del personaje “Starbuck“, el primer oficial del barco Pequod.

Origen del símbolo

Ya entrados en el ideal marítimo, Heckler encontró un símbolo que buscara representar marineros, café y, como lo declaró a The Seattle Timesuna imagen que reflejara la seducción de la cafeína a las personas“. Explorando libros antiguos encontró el símbolo más adecuado que conectara dichos conceptos; una sirena de dos colas.

Fotografía recuperada de: Milenio

Evolución de la marca

A lo largo de los años, Starbucks fue perfeccionando su marca, tanto para adaptarse a sus necesidades de diseño como a los propios tiempos y tendencias de cada época.

1971 – 1986: Un origen con áreas de oportunidad

1987 – 1991: Definiendo estilos

1992 – 2010: El más famoso

2011 – Hoy: Minimalismo y Elegancia

¿Qué nos enseña Starbucks sobre branding?

Lo que podemos aprender de Starbucks para el branding de tu proyecto es:

  • El proceso para encontrar el nombre de tu marca puede ser simple y personal: Elegir el nombre de tu marca es igual de importante que elegir un tatuaje, pues estará ahí por mucho mucho tiempo. Por ello el proceso para elegir ese gran nombre es difícil, pues hoy más que nunca hay marcas de todo y para todo. No te compliques por pensar en nombres pegajosos y novedosos a la primera, puedes agarrar inspiración pensando simple, en las cosas que te gustan o te identifican. En el caso de los fundadores de Starbucks empezaron por uno de sus libros favoritos.

  • Adáptate a los tiempos: Starbucks hizo cambios en su marca, tanto para responder a las quejas conservadoras por la sirena en topless en los 70’s así como ser de las primeras empresas en “minimalizar” sus marcas con miras a la década de 2010. Si tu marca sobrevive integramente al paso del tiempo, ¡sigue así! Por el contrario, si tu marca se quedó atrás con estilos que perdieron vigencia, ¡no está mal dar updates!

  • Trabaja en tus necesidades de diseño: Si como con Starbucks, algo en tu marca dificulta su visibilidad, puedes hacer cambios por más sutiles que sean, y rescatar los elementos que sirven y desechar los que no.

  • El branding es clave, pero no lo es todo: A pesar de que Starbucks a lo largo del camino ha logrado embellecer su logotipo y su estilo, la razón por la que siempre que te compras un café de ahí lo quieres compartir en tus historias de Instagram no es por lo bonito que esté el logo, sino por todo lo que representa; el servicio que te dieron, la experiencia de compra desde que entras, interactúas con el establecimiento, hasta que sales. No por nada dicen hasta el cansancio que Starbucks no vende café… ¡Haz de tu marca y la experiencia del consumidor la combinación perfecta!

José Andrés ha escrito en La Litera.

Con información de: Starbucks, Milenio, LogoGenie, Eze Cichello.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s