La nueva voz de Felipe Calderón

Desde el final de la revolución mexicana, los expresidentes en México muy pocas veces regresaban a la luz pública una vez terminado su mandato, mucho menos al escenario político. Los casos más relevantes que son la excepción a este caso durante el Siglo XX, fue cuando México le declaró la guerra a las potencias del eje y el error de diciembre.

En el primer caso, el presidente Manuel Ávila Camacho al sumar a México a la Segunda Guerra Mundial, invitó a su antecesor, Lázaro Cárdenas, a ser el secretario de la defensa nacional. También lo invitó a él y a los expresidentes vivos en ese momento al Grito de Independencia de 1942, para reflejar la imagen de unidad nacional, que era el lema gubernamental del presidente Ávila Camacho.

Medio siglo después, en 1995, en el país ya se habían establecido reglas no escritas en el sistema, como la elección del presidente para su sucesor o que los expresidentes eran intocables; el asesinato de Colosio y la llegada de Zedillo a la Presidencia rompieron esas dos reglas no escritas.

El gobierno de Ernesto Zedillo culpó a la administración de su antecesor, Carlos Salinas de Gortari, por la crisis que se estaba generando a final de 1994 y durante todo el año de 1995, aunado a la aprehensión del hermano del expresidente, el gobierno zedillista lanzó una inédita campaña contra un expresidente mexicano, tolerando la crítica al gobierno salinista en los medios de comunicación, algo inusitado para la época del priismo basado en lealtad y disciplina.

En respuesta, Carlos Salinas regresó al ojo público a tan solo 90 días de dejar la presidencia a declararse en huelga de hambre, acusando que desde Los Pinos se estaba orquestando lo que llamó “una campaña de hostigamiento y falsedades”. La huelga de Salinas duró un día y medio, la detención de su hermano Raúl por ser el presunto autor intelectual de la muerte de José Francisco Ruiz Masieu puso fin a la candidatura del expresidente mexicano para presidir la Organización Mundial de Comercio (OMC), candidatura que incluso recibió en un principio el apoyo de los Estados Unidos. Con ese panorama, Salinas optó por el autoexilio, viviendo en Irlanda durante prácticamente todo del sexenio de Ernesto Zedillo.

Ya en el Siglo XXI algunos expresidentes dieron de qué hablar en su momento; Luis Echeverría se había convertido en el primer exmandatario mexicano en recibir una orden de arresto (aunque fuere domiciliario) por parte de la justicia mexicana, se le acusaba de ser el responsable de la matanza de Tlatelolco en 1968, cuando éste era secretario de gobernación; sin embargo, quedó exonerado en el 2009 y desde entonces no ha reaparecido el expresidente aún con vida.

José López Portillo no había hecho apariciones públicas desde su salida de la Presidencia en 1982, con excepciones como el funeral de su amigo y colaborador Arturo “el negro” Durazo. Portillo murió en 2004 en medio de un proceso de divorcio con la actriz Sasha Montenegro, quien aún recibe la pensión presidencial. Miguel de la Madrid realizó una de sus últimas entrevistas en el 2009, con la periodista Carmen Aristegui y que fue bastante polémica en su momento; de la Madrid murió en 2012. Ernesto Zedillo es de los expresidentes actuales que más se ha alejado del ojo público mexicano, mientras que Salinas solo ha aparecido con más frecuencia en entrevistas. Vicente Fox es el expresidente que desde su salida de la Presidencia siempre da de qué hablar, sobre todo en redes sociales.

Felipe Calderón había mantenido un perfil bajo durante los primeros 3 años de la administración de su sucesor, Enrique Peña Nieto; fue hasta que Margarita Zavala anunció en 2015 sus intenciones por competir por la Presidencia de la República que los Calderón volvieron a escena. Sin embargo, ni siquiera con la candidatura y posterior renuncia a la misma por parte de Margarita, Calderón había tenido tanta presencia como la empezó a adquirir desde la victoria de López Obrador en las pasadas elecciones.

Y es que muchos empiezan a ver a Calderón como la voz que puede representar a la oposición del gobierno Lopezobradorista, y la verdad es que el expresidente tiene todo para tomar ese nuevo papel.

De entrada, podemos deducir que el némesis histórico de López Obrador es Felipe Calderón; más que Carlos Salinas, Enrique Peña Nieto, Vicente Fox y toda la mafia del poder completa. A su vez, López Obrador es el némesis de Felipe Calderón, más allá de Ricardo Anaya o Manuel Espino. El nivel de rivalidad entre estos dos políticos es quizás comparable con la rivalidad de Batman y The Joker, no sólo por la enemistad, sino porque no se puede explicar la razón de ser del uno sin el otro.

Después tenemos la crítica situación del PAN, donde en estos momentos están todos contra todos, peleando por los egos más que por rescatar los restos raquíticos de lo que alguna vez fue Acción Nacional. Desde antes de las elecciones, el partido estaba dividido entre los fieles partidistas que apoyaban a Ricardo Anaya y los Calderonistas que apoyaban a Margarita Zavala.

Con esta panorama Felipe tiene una extraña oportunidad, la de convertirse en una oposición fuerte a López Obrador, aunque sea moral por el momento. El liderazgo de Calderón aún sigue vigente a pesar de haber pasado casi 6 años desde que finalizó su mandato, lo que lo convierte en uno de los expresidentes más influyentes.

Calderón ya empezó a alzar la voz en redes sociales, su activismo por la crítica a López Obrador o su postura respecto al futuro del Parque Bicentenario lo han fortalecido.

En él está la decisión de retomar su papel de liderazgo, de formalizar su nueva voz como oposición y de cómo establecer formalmente ese rol. ¿Será que él y Margarita se decidan por crear su propio partido o agrupación política? Sólo el tiempo lo dirá.

 
IMG_20180107_173834_543

José Andrés ha escrito en La Litera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s