La importancia del debate

Querido lector, a lo largo del poco tiempo que tiene La Litera de existencia, he criticado la incapacidad de gran parte de la sociedad para debatir; de hecho, este blog nació con el objetivo de crear en la gente la capacidad de llevar a cabo un debate argumentado y constructivo. Por desgracia, esta tarea resulta bastante complicada; porque, como lo he mencionado antes, el debate político en México está en pañales, la forma en la que la gente suele debatir, sobre todo si el tema es política.

Aunque las elecciones presidenciales están a año y medio de distancia, desde ya se siente el ambiente político, sobre todo por las elecciones estatales que se celebrarán este 2017; y dicho ambiente se ha impregnado en el aire y en el día a día de la sociedad, el precio de la gasolina, políticos contra políticos, cambios de un partido a otro… en fin, la inconformidad de la gente se hace notar, sobre todo en redes sociales.

Yo soy un defensor de la libertad de expresión, todos tenemos una voz que cuenta, y las redes sociales han servido para que todos seamos escuchados y leídos, tanto es así que las mismas se han convertido en un nuevo factor en la política, puedes ser tan odiado como Donald Trump o tan amado como Justin Trudeau; el problema principal es que mucha gente confunde la libertad de expresión con la libertad de decir lo primero que se venga a la mente, sobre todo porque la expresión como tal no suele estar fundamentada.

Es muy difícil debatir en redes sociales, el lugar más común donde los usuarios suelen “debatir” es en los comentarios de una publicación en Facebook, no es muy difícil encontrar una publicación sobre política llena de comentarios a favor o en contra de alguien; pero estos en su mayoría carecen de argumentos y están llenos de agresiones para quien piensa diferente.

“Peñabot”, “Pejezombie” y “pasa por tu torta” son sólo algunos de los comentarios con los que se suele “terminar” el debate en redes sociales; lo grave es que quien lo comenta cree que está absolutamente en lo correcto, que quien piensa diferente a él es alguien a quien le pagaron por hacerlo y que limitarse a llamarlo así lo hará sonar alguien intelectual e irreverente, cuando no es así, sólo muestra su incapacidad para defender y argumentar sus ideas.

Pero, dejando a un lado a sus seguidores, ¿cómo es el debate entre políticos? Por lo menos entre los candidatos presidenciales, estos suelen debatir desde 1994, donde por primera vez y en televisión en vivo, Ernesto Zedillo, Cuautémoc Cárdenas y Diego Fernández de Ceballos debatieron para ganar el voto, y desde entonces todo empezó mal. Luis Donaldo Colosio, el candidato del PRI, fue asesinado los primeros días de la campaña, por lo que el sistema no tuvo otra opción más que Zedillo para sucederlo como candidato, este evento sensibilizó a todo el país, y como era inevitable, manchó a la campaña presidencial; y los contrincantes de Zedillo trataron de sacar provecho político por el asesinato.

6 años después, en el 2000, Vicente Fox, Francisco Labastida y Cuauhtémoc Cárdenas competían por la presidencia; la campaña, con todo y debate, se puede resumir en las peleas entre Labastida y Fox, que le quitaron protagonismo a las propuestas del resto de los candidatos, (por que sí, hubo más, 6 para ser exactos).

Ya en 2006, un proceso electoral nunca había pintado tan complicado y competido, la campaña más recordada es la de Felipe Calderón y el PAN, que se enfocó principalmente en llamar a López Obrador como un “Peligro para México”; en cuanto al debate, fue la primera vez que se hicieron 2 debates con todos los candidatos, (en 2000, hubo uno con todos y otro sólo con los 3 punteros) en el primero, Roberto Madrazo y Felipe Calderón se atacaron en varias ocasiones y López Obrador no asistió, lo que le valió un poco de su popularidad y demostró desde entonces su disgusto por debatir.

En 2012, siendo las ultimas elecciones presidenciales que han pasado hasta el momento, tuvieron 2 debates; quizá recuerdes, querido lector, cómo los 3 candidatos punteros se dedicaron, una vez más, a atacarse los unos a los otros, dejando las propuestas en segundo término.

Aunque puede llegar a ser irresistible ver cómo los políticos se dicen sus verdades en televisión nacional, lo cierto es que eso no aporta nada al ejercicio democrático ni al aporte de soluciones a las problemáticas del país. Y en pleno 2017, con Yunes queriendo debatir con AMLO y con AMLO queriendo debatir solamente con Carlos Salinas (sí, debatir con alguien que ya fue Presidente), nos estamos acercando al momento en el que sabremos quienes serán los candidatos de cada partido.

Las elecciones de 2018, desde mi punto de vista, pueden ser mucho más competidas que las de 2006, necesitamos prepararnos como ciudadanos para fortalecer el ejercicio de debate, con argumentos y respeto, y enfocarnos en la viabilidad de las propuestas de los candidatos, para votar de forma responsable y consciente.

José Andrés ha escrito en La Litera.

Fuentes:

Instituto Federal Electoral. (2007). CANDIDATOS CONTENDIENTES A LA PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA EN LAS ELECCIONES FEDERALES DE 1994, 2000 Y 2006. 14 de Marzo de 2017, de Instituto Nacional Electoral Sitio web: http://www.ine.mx/documentos/OE/prontuario2006/p20.html

SDP Noticias. (2016). Sólo debatiré con Salinas de Gortari: AMLO. 14 de Marzo de 2017, de SDP Noticias Sitio web: http://www.sdpnoticias.com/nacional/2016/12/16/solo-debatire-con-salinas-de-gortari-amlo

Fotos cortesía de:
La Primera Plana
Expansión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s