Manual para manifestarte contra el Presidente

¿Cansado de la situación del país? ¿Harto de la injusticia y la corrupción por parte del gobierno? ¿Cómodamente sentado en el sillón luchando por México? ¡No lo piense más! Éste manual es para usted.

Porque claro, no importa quién sea; Peña Nieto, Calderón, Fox, Zedillo, Salinas… mientras sea el Presidente, es el responsable de absolutamente todo; ¿Le dieron de cambio dos de 50 y no uno de 100? ¡Es culpa de Peña Nieto! ¿Se inundaron las calles de su colonia? ¡Fue gracias al gobierno espurio de Calderón! ¿Tenía un evento al aire libre y empezó a llover? ¡Debió ser obra de Salinas!

Es lógico que por dos años más todo lo que suceda y no suceda en México será gracias a Peña Nieto, y después podremos seguir reclamando cómodamente a su sucesor por hacer las cosas peor.

Pero ¿Cómo decirle en la cara a Peña Nieto que es un inútil, cobarde, asesino, corrupto, ladrón, vendepatrias, hueco, plagiador, impopular; y aparte, pendejo?  Pues en éste manual está la respuesta (vale para todos los sexenios).

¿Cómo mentarle la madre al Presidente?

  1. Con el pie derecho

El primer paso para empezar éste maravilloso día, donde por fin vamos a mentarle la madre al Presidente, es levantarse de la cama; te despertarás y tomarás un baño, usando sólo el agua necesaria; saldrás y te lavarás los dientes sin dejar correr el agua mientras lo haces. Regresarás a tu habitación y te vestirás, sin perder el tiempo viendo Facebook o la televisión. Una vez aseado y vestido, bajarás a tiempo, subirás a tu carro, al camión, al metro o cualquier otra forma de traslado.

  1. Transporte

Si vas en carro, irás respetando todas y cada una de las señales de tránsito; semáforos, señalamientos, líneas peatonales, etc.; si vas en camión, irás sentado hasta que un niño, chica, señora, anciano, embarazada o discapacitado se suba buscando un lugar; si vas en metro es el mismo caso, sólo que respetarás la regla fundamental… “Antes de subir, permita bajar.”

  1. Trabajo

¿Ya le puedes decir pendejo a Peña? Aún no, hay que trabajar. Esto implica llegar temprano, como todos los días; no jugaras con tu teléfono, chismearás con tu compañero o maldecirás a tu jefe, ni mucho menos comerás en una hora que no es la que se te ha asignado para hacerlo. Respetarás a tus compañeros y sabrás diferenciar los ámbitos personal y profesional.

  1. Comida

Comas en el lugar que comas, tratarás como tu igual a quien te sirva la comida, si te trata cordial, hazlo igual y no menosprecies su trabajo.

  1. Llegada a casa

Si no tienes garage en tu casa, no apartes lugares en la calle; los “cachivaches” pueden ser más peligrosos de lo que crees, además de que estás infringiendo la ley; la calle es de todos.

  1. Lectura

Ya sea una novela de fantasía, un libro de historia o la Carta Magna; procura aprender siempre de todo lo que leas. Conoce cada día un poco más sobre las leyes de tu ciudad y país.

  1. Reglas

Si cometiste una infracción, paga tu multa; no negocies ni des “mordidas”; tampoco hagas hasta lo imposible por no pagar o deducir todos tus impuestos en hacienda. No tires basura en la calle, aunque sea un chicle o una colilla de cigarro; ni tampoco escupas.

  1. Empatía

Desarrolla la capacidad de sentir lo que el otro siente, sin importar quien sea; no se trata de simpatizar, solo imagina por un momento lo que sería ser aquella persona.

  1. Acción

Exprésate, sin miedo, no te calles, quéjate… pero haz algo para cambiar la situación, sino de nada sirve abrir la boca sólo para manifestar tu inconformidad; se parte de la solución, no esperes toda la vida a que alguien más se anime a actuar, acompaña tus reclamos con propuestas.

  1. Mexicano de corazón

Porque claro, todos estamos orgullos de que en el 85 los capitalinos fueron solidarios; pero es muy divertido criticar a Alexa Moreno. Como mexicano siéntete orgulloso de tu país y de la gente que triunfa en el exterior, porque ellos también son México.

Ahora que ya leíste el manual, eres cordialmente invitado a Los Pinos, el Presidente te está esperando; hasta antes de éste momento, ¿Has cumplido con todos los puntos del manual? ¿No? Pues claro, ¿Por qué hacerlo? Lo que hagas o dejes de hacer no cambiará al país, lo que haga el Presidente, sí; por eso le reclamas que el país esté como está; por eso siempre que alguien se burla de tu máximo representante, te ríes y festejas tal cual acto heroico; por eso cada vez que alguien le llama pendejo, vas y lo repites; por eso cada vez que el mundo habla mal de él, tú te sientes feliz por su desgracia.

No es Peña, no es Calderón, no es Salinas ni será el próximo sucesor; es el Presidente; el puesto más honorífico y de mayor responsabilidad; es fácil fantasear con reclamar toda una vida de miserias y un país en ruinas, pero entre todos podemos alzar o hundir a México; pasó en 1810, pasó en 1910… ha pasado y seguirá pasando. Sí, el Presidente sólo estará 6 años, se irá, se llevará todo lo que pueda y dejará en la incertidumbre a su sucesor; y los que nos quedamos somos nosotros. Pero si ni nosotros podemos convivir respetando las reglas; viviendo el día con “uno y ya” o un “no hay poli y nadie me ve”, bloqueando las calles con botes y cubetas y agrediendo a quien quita lo que por ley está prohibido, festejando el dolor ajeno, estando más al pendiente del fútbol y la novela antes del cumplimiento de la ley, fingiendo un sueño profundo con tal de no ceder nuestro asiento, diciendo “Viva México” la noche del grito para después sentir vergüenza el resto del año, y esperando a que alguien llegue y arregle todo por nosotros… ¿Si entre nosotros no logramos un mejor país, creen que el Presidente por sí sólo pueda hacerlo?

Los mexicanos somos muy ingratos; en los buenos momentos todos somos México, arriba la selección, qué ricos los tacos y que bonita es mi bandera; pero en los momentos de crisis, cuando México más nos necesita, nos quedamos de brazos cruzados, esperando por la eternidad a que llegue un salvador a cumplir todos nuestros deseos… ¡Despierta, México! Sé que el gobierno está mal, comete errores y solapa a la corrupción, pero si nosotros seguimos así, el gobierno se quedaría corto si de impunidad habláramos. El manual podría enumerar todo lo que como mexicanos deberíamos de cumplir pero no hacemos; éste sólo enlista lo más fundamental, lo básico, lo del día a día.

El manual no busca crear ciudadanos sumisos y callados frente a sus gobernantes; busca formar ciudadanos conscientes, correctos y que estén dispuestos a hacer las cosas por ellos mismos sin esperar a que alguien más lo haga.

Es fácil reclamarle al otro por sus acciones y errores, quizá sea porque nadie nos había “reclamado” nada a nosotros… hasta ahora.

Y tú, ¿estás listo para mentarle la madre al Presidente?

José Andrés ha escrito en La Litera.

Fotografías cortesía de:

Bomberos de Cajeme
Sin Embargo.mx
Informador.mx
Territorio de Coahuila y Texas
Tracsablog
Gob.mx

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s