¿Qué me enseñó el 2018?

Con cada fin de año viene un ejercicio de reflexión, evaluamos los buenos y malos momentos que ocurrieron durante el año para lanzar nuestro veredicto personal; pues aquí va el mío.

2018 fue un año de muchos retos y cambios.

En lo académico fue más que agotador y exitoso, conocí profesores que lograron todos a su manera dejar huella y aprendizajes.

En lo personal, el 2018 fue un gran maestro.

¿Qué me enseñó el año entonces?

Del 2018 aprendí que ningún momento, por más tormentoso o placentero que sea, es eterno. Aprendí que en un instante puede cambiar tu entorno y que siempre debes estar listo para hacer frente a todo lo que venga. Aprendí que incluso algo tan sencillo como un café y una simple caminata en la noche son suficientes para cambiar la forma en la que ves el mundo. Aprendí que no importa si no aprovechaste una oportunidad si se sigue caminando por el camino correcto.

Aprendí que la sensualidad de la naturaleza es un recordatorio vivo sobre la soledad, y que ésta nos permite reinventarnos siempre que lo necesitemos.

Confirmé, como cada año, que hay personas que están en una constante búsqueda de la felicidad, por lo regular siempre en alguien que ocupe el papel de pareja; me di cuenta muy agradecido con la vida de que yo ya encontré esa felicidad, está en mi familia, mis amigos, mi hermandad, mis mascotas y en mis pasiones, gustos, logros y retos.

Del 2018 aprendí que no importa qué tanto hayas conseguido, conforme se va avanzando y se va logrando, los retos son cada vez mayores, pero sus recompensas serán más satisfactorias.

Este año di las gracias por las personas que se apartaron de mi vida y a las que decidieron quedarse, llegaron amigos y colegas nuevos de los que he aprendido mucho.

El 2018 exaltó mi amor por México, me obligó a comprometerme mucho más para trabajar por un mejor país, a lograr una nación con aroma a futuro y no a pasado.

Hasta hoy, en su último día, puedo decir que 2018 fue un año bastante memorable, doy gracias por todo lo que me enseñó y sé que me preparó para darle la bienvenida a este y todos los años que vengan por delante.

A ti, querido lector, no me queda más que agradecerte por siempre quedarte, por leerme, por permitirme conocer tu forma de ver el mundo y por hacer de La Litera un espacio que cada día crece más y más, un espacio tan personal en donde siempre serás bienvenido.

¡Felicidades!

José Andrés ha escrito por última vez en La Litera en 2018, Nos leemos en 2019.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

MPEI Records

De tu corazón a los oídos del mundo

www.diariodeunfreelance.com/

Lo que callamos los freelancers

A %d blogueros les gusta esto: